Quesos caseros

Elaborar quesos caseros es un proceso mucho más sencillo de lo que puede parecer. De hecho, cualquiera puede hacerlos en su cocina teniendo a mano los materiales adecuados ¿Qué se necesita para fabricar de manera fácil y cómoda quesos caseros? ¡Anota! Leche fresca, cloruro cálcico, cuajo, moldes, telas de quesería, jarras de medición, termómetro y pipetas Pasteur. Todos estos productos los encontrarás en los kits de nuestra tienda online. Lo único que tendrás que comprar aparte será la leche fresca. Cuanto mejor sea, mayor sabor y calidad tendrán tus quesos caseros. Esta es una de las claves.

Si eres nuevo en esto de la elaboración casera de queso, ¡no te preocupes! Encontrarás kits de iniciación con lo básico. Además, todos incorporan un completo manual con todo lo que necesitas saber. Una guía que también incluyen recetas para que puedas ponerte manos a la obra. Aquí encontrarás kits para fabricar diferentes tipos de quesos caseros, según tus gustos y preferencias. Podrás hacer desde un queso fresco en una hora, aproximadamente, a un queso de untar o uno curado de cabra, vaca u oveja. Como ves las posibilidades son muy amplias.

Si quieres hacer más variedades te recomendamos los kits que incluyen el libro “Quesos en una hora”. En él encontrarás decenas de recetas para hacer todo tipo elaboraciones. Por ejemplo, aprenderás cómo hacer queso tostado con miel, falso cheddar ahumado, queso a la cerveza, mozzarella… ¡A cuál más apetitoso de todos! Una vez que empieces a fabricar tu propio queso casero no podrás parar. La ventaja de hacerlos en tu cocina es que puedes personalizarlos, dándoles formas diferentes o aderezándolos con hierbas, especias y flores comestibles.

Solo tienes que buscar el kit que más te guste y darle vida en tu cocina.

  • Para empezar

    Hacer queso en casa fácil

    Kits de iniciación con los que podrás hacer queso en casa fácil. Con ellos te resultará muy sencillo fabricar tu propio queso. Vienen con todos los materiales necesarios y una guía básica donde se explica paso a paso cómo hacer este tipo de elaboraciones en casa. De esta forma podrás comenzar con lo básico y verás lo fácil que resulta. Los kits de iniciación que encontrarás en esta sección son estupendos para empezar a hacer queso en casa fácil y cómodamente. Encontrarás lo justo y necesario y no te faltará de nada. Contienen los materiales e ingredientes fundamentales. Solo tendrás que sumar la leche fresca. Los moldes, el cuajo, el cloruro cálcico y los utensilios básicos los encontrarás en su interior.

    Por ejemplo, contamos con kits para hacer queso fresco en casa de la forma más fácil posible. También encontrarás los materiales adecuados para elaborarlos con niños. Es una manera muy divertida de que se adentren en el mundo de la cocina. Además, a estos kits podrás sumar el libro “Quesos en una hora”, con recetas sencillas, muy ricas y sabrosas. Es el complemento ideal, ya que podrás sacarles el máximo partido posible. La mayoría de las recetas se hacen en una hora, así que la falta de tiempo ha dejado de ser una excusa.

    Si estás comenzando en esto de los quesos caseros, una buena forma de hacerlo es través de estos kits de iniciación, ya que no tendrás que preocuparte de buscar todos los materiales por separado. Siguiendo las instrucciones del manual y el paso a paso de las recetas conseguirás un queso de forma fácil, rápida y hecho en la cocina de tu casa. Además, son una opción estupenda si estás pensando en hacer un regalo original que se salga de lo común. Para los amantes de lo natural y el “Hazlo tú mismo”, son un acierto asegurado.

  • Hacer queso fresco

    Hacer queso fresco

    ¿Hacer queso fresco de forma fácil y rápida en casa es posible? La respuesta es sí. Puedes hacerlo en tu cocina y lo tendrás listo en alrededor de una hora. Los kits para elaborar quesos frescos que encontrarás en nuestra tienda online te facilitarán la labor. En ellos encontrarás los materiales e ingredientes necesarios. Todo excepto la leche fresca.Incluye los moldes, cloruro cálcico, cuajo, telas de quesería, jarra, termómetro, pipetas Pasteur... Dependiendo del producto que quieras conseguir varían los materiales y la cantidad.

    Ponemos a tu disposición diferentes tipos de kits: de iniciación, el kit básico, otro para fabricar queso tierno de oveja, cabra o vaca, un kit para realizarlos en forma de corazón o para hacerlo con niños. ¡Echa un vistazo a todo lo que te ofrecemos!

    Como hacer queso fresco

    Estos kits, además de los ingredientes, incluyen una guía básica que explica cómo hacer queso fresco. En ella se detallan los ingredientes fundamentales y el proceso de elaboración. Además encontrarás recetas donde se muestra paso a paso cómo hacer queso fresco.Si quieres, puedes incluir en los kits un completo libro de recetas para elaborar quesos en una hora. Con este manual podrás llegar a fabricar 16 tipos diferentes. Verás que es rápido, fácil y natural.

    No es un proceso complicado. Necesitas una buena materia prima, los materiales básicos y una pizca de pasión por lo natural. Así verás cómo elaborar quesos frescos te resulta sencillo y entretenido. Lo mejor de todo: ¡saborearlo en familia!

  • Queso tierno

    Como hacer queso tierno

    Si te ronda por la cabeza cómo hacer queso tierno, has llegado al lugar idóneo. Aquí encontrarás todos los materiales necesarios: fermentos, moldes, cuajo, cloruro cálcico... Además contamos con un manual básico que explica cómo hacer queso tierno de forma sencilla y asequible. Las opciones son múltiples, podrás hacerte con un kit para elaborar quesos tiernos de oveja, cabra o vaca; otro para elaborarlos en forma de corazón tipo Neufchâtel, un queso francés muy conocido. También encontrarás todo lo necesario para hacer quesos en grupo. Una idea estupenda para una organizar una jornada rural entre amigos. ¡Ya verás cómo os resulta sencillo y muy divertido!

    La principal diferencia es que estos kits incluyen diferentes tipos de fermentos que permiten fabricar quesos tiernos más elaborados. Dependiendo de lo que quieras conseguir deberás de optar por uno u otro. ¿Cómo hacer queso tierno? A continuación te mostramos lo sencillo que es. El proceso es muy similar. Lo primero es calentar la leche a unos 30ºC. Cuando haya alcanzado la temperatura se añade el fermento deseado en la cantidad que indican las instrucciones de uso y se remueve bien. Se deja reposar y se agrega el cuajo y el cloruro cálcico. Cuando la leche haya cuajado se corta en trozos y se pone a desuerar. A la hora, aproximadamente, se mete la cuajada en los moldes para darle la forma deseada. Una vez que el queso tierno esté consistente, se saca del molde y se espolvorea con un poco de sal. Tu queso ya estará listo para comer. Solo tienes que conservarlo en la nevera y seguir disfrutando de él.

    Ya ves cómo hacer queso tierno es fácil. Conseguirás fabricar diferentes elaboraciones con la sorprender a tus allegados. Es sencillo, rápido y el resultado: un queso natural hecho de forma completamente artesanal en la cocina de tu casa.

  • Queso curado

     Cómo hacer queso curado

    Si te atreves a hacer todo tipo de quesos, aquí encontrarás los ingredientes y los materiales necesarios para hacer queso curado, prensados o de untar… ¿Cómo? A continuación verás que hacer quesos maduros es mucho más sencillo de lo que puedes pensar. Necesitas un poco de paciencia y contar con los productos adecuados. Lo más difícil de todo el proceso será resistir la tentación de probarlos. Y es que la maduración del queso curado requiere de unos meses de espera. En nuestra tienda online ponemos a tu disposición diferentes tipos de kits para hacer queso curado en casa. En ellos vienen todos los ingredientes necesarios, excepto la leche. Además, incorporan un manual que explica cómo hacer queso curado.

    ¡Toma nota del paso a paso sobre cómo hacer queso curado en casa!

    El primer paso es calentar la leche hasta 40ºC y añadir el cloruro cálcico. Apagas el fuego y agregas fermento láctico termófilo. Remueve despacio y deja reposar durante una hora. Es el momento de añadir el cuajo y dejar que haga su efecto. Cuando la leche haya tomado consistencia, la cortas en trocitos para que vaya soltando el suero. Es importante desuerar muy bien. Por eso lo siguiente que haremos será cubrir un escurridor con la tela de quesería y echar la cuajada.

    De ahí la cambias al molde, con la tela incluida, lo tapas y le aplicas peso para que vaya soltando todo el líquido. Cuando ya no suelte suero, se quita la tela del molde, se le da la vuelta al queso y se vuelve a meter. Te aconsejamos que le pongas un par de kilos de peso y lo dejes reposar. Lo siguiente será preparar la salmuera. ¿Cómo? Mezclando un litro de agua + 200 gr de sal. El agua debe estar a unos 15ºC. En ese momento sacas el queso del molde y lo introduces en la salmuera. Hay que dejarlo sumergido por completo de 1 a 5 horas. Transcurrido este tiempo, se seca en una rejilla, dándole la vuelta cada ocho horas los primeros días. Después, se le dará la vuelta cada dos días y por último, con una vez a la semana será suficiente. Dependiendo de la temperatura ambiente es aconsejable meterlo en la nevera para que madure bien. Lo mejor es que el queso repose sobre un plato de madera. Poco a poco se le irá haciendo la costra. ¡Es cuestión de paciencia! Ten en cuenta que cuanto más repose, más sabroso estará. Así que hay que esperar unos meses para saborear un queso curado hecho por ti, de la forma tradicional. ¡Verás cómo merece la pena!