Molde con tapa esquina viva

Moldes para queso curado, que incluyen tapa. De esta forma podrás hacer quesos prensados de forma mucho más cómoda y sencilla. Tienen forma cilíndrica, la pared es lisa y la esquina viva.

Medidas:

  • Molde para quesos de 600 gr.: 11 x 9 cm.
  • Molde para quesos de 900 gr.: 12 x 11 cm.
  • Molde para quesos de 1100 gr.: 14 x 10 cm.
  • Molde para quesos de 1500 gr.: 14,5 x 11,5 cm.

Más información

Producto agotado temporalmente

12,95€


Estos moldes de plástico para hacer queso están disponibles en varias medidas. Con ellos podrás fabricar desde quesos de 600 gr a otros de un kilo y medio.

Moldes para queso curado

Moldes para hacer queso curado, con forma cilíndrica y la pared lisa. Incluyen tapa de plástico para facilitar su prensado. Además, tanto en la base como en los laterales tienen pequeños agujeros para que pueda salir el suero.

Estos moldes para queso curado están disponibles en varios formatos. Con ellos podrás hacer desde un queso curado de 600 gr hasta otro de un kilo y medio. Todo depende de las medidas que elijas.

Con ellos hacer queso curado en casa te resultará muy sencillo. Una vez que tengas la cuajada escurrida, debes introducirla en el molde elegido. Es importante que coloques alrededor del molde una tela de quesero para que la cuajada no se pegue. Además, el desuerado será más rápido.

En estos moldes de plástico con tapa es bueno aplicar algo de peso para que salga el suero. El proceso durará varias horas. Cuando haya desuerado por completo, se saca del molde, se quita la tela, se le da la vuelta al queso y se vuelve a introducir. De nuevo hay que poner peso en la tapa. Así conseguirás darles la forma deseada a tus quesos curados hechos en casa.

 

Moldes de plástico para hacer queso

Estos moldes de plástico para hacer queso son de alta calidad y están fabricados con un material especial para uso alimentario. Son de plástico duro, rígidos y resistentes, lo que facilita su manipulación.

Son reutilizables y podrás utilizarlos tantas veces como sea necesario. Eso sí, es importante limpiarlos en profundidad tras cada uso. ¿Cómo? Muy sencillo hay que eliminar bien los restos de cuajada y asegurarnos de que los orificios no se han quedado taponados.

Cuando estén limpios, los secamos y los guardamos hasta la próxima vez. Es recomendable que no haya humedad y que no les caiga polvo. Siguiendo estas recomendaciones, tus moldes te durarán mucho tiempo.

 

Calidad garantizada
Mejor precio
Compra segura
Envío en 24/48 horas